jueves, 1 de octubre de 2009

La discapacidad está en la mente

Mi mamá me envió este video al correo electrónico, y me pareció importante y necesario compartirlo con todos ustedes, para que vean y valoren que las personas a las que la sociedad las considera "discapacitadas" pueden hacer cosas tan bellas como cualquier otra persona considerada "no discapacitada", y en algunos casos las hacen mucho mejor.
Una vez más, para comprobar que la "DISCAPACIDAD" solo existe en la mente de las personas, EL QUE QUIERE PUEDE.



Actualizado por Marcelo RA.

Este video es realmente bueno, solo quería decir que, ahora que lo vuelvo a ver, me acabo de dar cuenta de algo que no me gusta del mismo...

...y son los aplausos. Cuando vamos a una presentación de ballet profesional, jamás escucharemos aplausos en media presentación aunque las  y los bailarines estén realizando alguna acrobacia muy complicada; sin embargo en este video, podemos oirlos cada vez que la pareja realiza algún movimiento con cierto grado de dificultad.
¿Por qué les aplauden y no se pueden esperar al final como en cualquier otra presentación de ballet?
¿Es porque son personas con discapacidad?
Al menos eso es lo que yo creo. Es genial que las personas con alguna condición específica puedan expresarse de manera artística, sin embargo lo que no está bien es la falta de redibilidad que demuestran los espectadores al aplaudirles en momentos inoportunos como diciendo -No puedo creer que se vean tan bien bailando una manca y un cojo- Disculpen si a alguien hiere el uso de estas palabras pero es solo lo que dicen estos aplausos.
Si estuvíeramos promoviendo realmente la inclusión de las personas con discapacidad, deberíamos tratarlas como iguales.

1 comentario:

María de Los Ángeles dijo...

Ciertamente aún hay en la actitud de la gente esa expresión de "admiración" ante los logros de una persona que tiene alguna discapacidad. Sin embargo no me parece motivo de desaliento. Se arrastra toda una historia de lástima y se requiere paciencia y esfuerzo borrarla de nuestra cultura del "pobrecito". Precisamente la "discapacidad está en la mente" también en ese sentido de ser incapaces de apreciar con la misma naturalidad las luchas de todas las personas por igual sin escandalizarse, o declararse especialmente conmovidos por los logros de una persona con discapacidad. Creo que estamos despertando y que, aunque a paso lento vamos creciendo. ¡Gracias a ustedes y a todos aquéllos que nos forman en esa área. ¡Ánimo! ¡Que Dios los bendiga!