miércoles, 6 de mayo de 2009

Allan Fernández, recuerdo póstumo.

Desde hoy miércoles 6 de mayo del 2009, la comunidad sorda y el país en general ha sufrido una dolorosa pérdida.
El profesor de Lenguaje de Señas Costarricense, asesor nacional de la Dirección de Recursos Tecnológicos en Educación, Coordinador Regional de la Federación Mundial de Sordos entre otros, Allan Fernández murió hoy en la tarde durante una intervención médica debido a un accidente de tránsito sufrido la semana pasada.

Esta es una noticia que nos entristece, no sólo por su trayectoria y relevancia, la cual, podría ser confirmada por miembros de la comunidad sorda, sino por su calidad humana.

De verdad esperamos que se encuentre en un mejor lugar ahora que no se encuentra con nosotros.
No cuento con información confirmada sobre su funeral, intentaré actualizar esta entrada antes de que este se lleve a cabo.

Actualizado:

El funeral se llevará a cabo en la Parroquia de Zapote a las 2:00 PM, mañana viernes 08 de mayo.

22 comentarios:

Mtro. Jose Vargas dijo...

Es un pena perder a un gran hombre y lider que no sólo contribuia a su comunidad sino que compartia con los demás, GAPPIES México se une a la pena de nuestros amigos sordos costaricenses, esperamos que su obra tenga ese gran impacto que siempre soño.

karin strobel dijo...

A Feneis, em nome da Comunidade Surda Brasileira, divulga o pesar pelo falecimento de ALLAN FERNÁNDEZ, falecido em 06 de maio do corrente ano. À família e aos amigos, nos unimos neste momento de lamento e dor.

Não poderíamos deixar de expressar nosso lamento pela perda de um Surdo colaborador, militante, sempre ativo e interessado nas questões direcionadas às Pessoas Surdas.

Atuante e sempre disposto, se tornou uma liderança importante na Comunidade Surda de Costa Rica e a sua contribuição na Universidade, como o único Professor Surdo, jamais será esquecida, deveras um modelo a ser seguido por todos nós Surdos.

Ao nosso amigo e companheiro, ficará registrada sua importância no processo histórico da Comunidade Surda Internacional, o nosso muito obrigada!



Profª Drª Karin Lilian Strobel
Diretora Presidente

Laura dijo...

Tuve el gusto de conocer a Allan mientras fuimos compañeros varios años en la Universidad, simepre fue un buen amigo, una persona alegre y sencilla, es un pena que una persona de tantas cualidades humanas se nos haya adelantado...

Me uno a su familia y a toda la Comunidad Sorda en su pena.

Laura Arce

Pamela M dijo...

Mis más profundas condolencias a la comunidad sorda y de personas con discapacidad de Costa Rica..! Esta es una pérdida que además siente la comunidad sorda de toda América Latina y el mundo, ya que Allan es altamente reconocido por todas y todos en su contribución a la difusión de nuestra identidad, cultura y derechos.

El promovió personalmente la afiliación de la Federación de Sordos de Costa Rica a nuestra RIADIS y la vinculación del movimiento sordo a la causa de los derechos de las personas con discapacidad como colectivo unitario.

Tuve la suerte de conocerlo en Chile en el Congreso de Educación bilingue y desde entonces nos hemos encontrado en diferentes países luchando por la causa de los derechos y la educación de las personas sordas.

En Chile estamos impactados por la noticia y lamentamos la partida de este gran amigo, compañero y maestro como comunidad sorda nacional y acompañamos solidariamente a nuestros compañeros de Costa Rica.

Un fuerte abrazo

Pamela Molina

Anónimo dijo...

La noticia me impactó. Lamento profundamente la muerte de Allan. Gran profesional, excelente persona. La comunidad sorda costarricense y la del mundo pierden a un gran activista. Se pierde un buen amigo.
A sus familiares y amigos un sentido pésame.

Marcelo dijo...

De parte del equipo de CAPACIDADES les agradecemos a todos sus condolencias y haremos el esfuerzo para que éstas lleguen a los familiares de Allan.

De nuevo muchas gracias!

Natalia dijo...

De parte de la familia de Allan Fernández Quezada el mayor de los agradecimientos alas personas que lo quisieron y admiraron como profesional y como persona. Yo se que el va estar orgulloso de ustedes en el cielo viendo como sacan adelante ala comunidad sorda del mundo. Gracias infinitas por sus comentarios y por el aprecio que le tenían y que le seguirán teniendo!

Atte : Natalia Valverde Fernández( mas que una sobrina, como su hija)

Ana Cristina dijo...

Allan: dejas un lugar irremplazable entre tus amigos, te extrañaremos siempre y gracias por tu alegría y tu eterno apoyo en la U.
Ana Cristina

Yanira Soundy dijo...

Allan:

¿Recuerdas cuando te conocí?
Hace más de quince años.
Mis pasos estaban hechos de miedos debido a la noticia de la sordera de mi hija. El cansancio y el dolor eran enormes, no importaban los porqués...este mundo parecìa irreal y cruel ante mìs ojos y no sabìa que hacer.
Permanecìa inmòvil en ese límite entre lo audible y lo silente, sin querer entrar a ninguno de los dos.
Fue entonces que tú llegaste y me dijiste: "ven, vamos a conversar de tì y de tu hija Rebeca".....y me invitaste a ver la vida desde otra óptica, las plantas, las flores, los pájaros, y todas las formas, gestos y colores. Me sumergiste en la intensidad y la calidez del tacto enseñándome que ese mundo no iba a comernos por no oír. Todo lo contrario, nosotras debíamos saborear cada sentido extra, y luchar con fuerza, trabajo y estudio.
Por tí, Allan, descubrí que la vida es bella y que no hay limitaciones físicas. Por eso, al saber que gozas hoy de la Presencia del Padre Eterno, te quiero decir: ¡Gracias!. Y enseñarte nuestras manos llenas de pequeños y grandes logros que también a tí te pertenecen. Gracias a tu ánimo, tu cariño, tu confianza. Gracias por esa tarde hace màs de quince años y por todos los momentos que estuviste a mi lado en mil espacios, llenándolos todos de luz...
Te querré siempre,

Yanira Soundy
Fundación Manos Mágicas
El Salvador, Centroamérica

Anónimo dijo...

Señor Allan Fernandez

le pido un pesame muy especial a la familia de Allan Fernandez, y ademas yo he aprendido mucho el esfuerzo que aprendio como logras mis estudios y tambien es muy profesional y es una lastima que el SEÑOR LE TOCO EN CORAZON por visitar en varios sordos el cielo y a la familia que ya en paraiso del cielo y yo le pido gran perdon por todo lo que me ha pasado anterior y estero que sigui adelante gracias B.V...

Anónimo dijo...

SEÑOR ALLAN:

PARA MI FUE IMPACTO MUY FUERTE QUE ALLAN YA HABIA FALLECIDO, QUE GRAN DOLOR....... EN NUESTRA COMUNIDAD NOS VAMOS A TENER UN ESFUERZO SEGUIR ADELANTE Y NOSOTROS NOS VA A LUCHAR POR LA VIDA DIFERENTE Y SEGUIR ADELANTE.
AHORA YA SABEMOS QUE AQUI EN COSTA RICA YA SABEMOS ES UN LUGAR MUY PEQUEÑO Y YA QUE DIOS LE TOCO EL CORAZON POR LA MUERTE ALLAN QUE VA PARA EL CIELO Y LA COMUNIDAD SORDAS LO QUIERE MUCHO
GRACIAS
G.M.R.......

Jesús dijo...

Me tomo la libertad de publicar unas palabras de mi Prima Catalina Lizano Quesada, estas ha calado profundo en mi corazón, no veo otra manera de describir a mi querido hermano, Gracias Catalina por tus palabras!

Jesús Fernández Quesada.

Gracias Allan!
Mi boca solo tiene palabras de agradecimiento para Dios por su infinita misericordia.
Yo le agradezco a Dios por haberme regalado la bendición de conocer y de amar
profundamente a Allan.

¡Qué maravilloso ser humano!

No han dejado de venir a mi mente momentos de cuando estábamos chiquillos, así como de los acontecimientos más recientes que compartimos con él. Creo que todos estamos de acuerdo
en que nuestro primo fue un instrumento en la mano de Dios. A través de Allan Dios quiso enseñarnos que nosotros mismos construimos el camino y que podemos alcanzar todos nuestros sueños muy a pesar de la adversidad y de nuestras limitaciones emocionales y físicas. Nunca voy a olvidar su manera de sonreír, de molestar y de prestarme toda su atención mientras le hablaba. Muchos no saben escuchar a sus amigos y seres queridos que se acercan en busca de consuelo y atención. En cambio Allan, siempre atento a nuestras palabras, podía descifrar una conversación completa con solo sus ojos, Allan nos escuchó a todos y para eso no necesitó de sus oídos Allan nos regaló a cada uno un ramote de recuerdos hermosos para atesorar. Allan nos enseñó mañas, sobrenombres, malas palabras, travesuras, trampas. Y nos enseñó que la vida puede ser lo más bello del mundo con solo tener en la mano un mango y un puñado de sal... un palo y un aro herrumbrado de bicicleta... un poco de tréboles y un limón... un carretillo y un hueco lleno de basura... una tabla vieja y un mecate. Todo esto significa que Allan tenía el poder de transformar pequeñas cosas en lo más precioso... y ahora descubro que fue lo que hizo con su propia vida: ¡hizo MAGIA! ...

Allan fue un ser humano sencillo, pero con un GRAN don que le permitió transformarse en todo lo que quiso. Conquistó los triunfos que quiso y obtuvo gran reconocimiento en lugares que remotamente podremos llegar a conocer...Allan me enseñó que en la vida tenemos que perseguir sin descanso nuestros sueños.
Me enseñó que la frase “no puedo” simplemente es una farsa a la que acudimos para no comprometernos y luchar. Allan me enseñó que la recompensa es grande para los hijos ejemplares y los amigos fieles. En su propia familia se ganó con esfuerzo el asiento principal de la mesa y “el bistec” con más cebolla.

¿Qué tía no lo consintió, lo paseó, lo besó y le jaló los cachetes?... ¿Qué prima no se sintió protegida ante aquel abrazo descomunal?...
Aquello era como una cobijota de la que una simplemente no se quería salir.
¡Cuánto amor regaló Allan a sus hermanos!...
¡Qué loquera la del gordo con los chiquitines que llegaron a su vida, primero por Maga y después por Chuz!...Los ojos le brillaban delante de tía Lety y a ella igual, eran sin duda almas gemelas...
Yo me pregunto: cuántos amigos contaría Allan con sus dedos?
Yo creo que no le alcanzaban los dedos!!
Pienso él y se me regocija el corazón, porque sé que Dios lo llamó a su presencia porque ya no resistía tenerlo tan lejos. Porque quería dejarlo escuchar el sonido de la brisa y el canto de las aves. Yo me lo imagino y lo veo sonriente, feliz, con sus camanances bien hundidos y la piel erizada.
Dios no quiso más sufrimiento, congojas e injusticia para él y lo hizo libre.
Siempre he hablado de él con orgullo. Muchos admiran a Allan por mis historias y, aún sin conocerlo, ha sido fuente de inspiración para ellos. Creo firmemente que este fue uno de los propósitos de Dios para la vida de Allan en este mundo: “Inspirar”.
Allan: yo te seguiré recordando con amor, con respeto y como tantas veces también te lo dije: con admiración.
Por todo: GRACIAS ALLAN!!
Con todo el amor, Cati.

María de Los Ángeles dijo...

La comunidad sorda no ha perdido con la muerte de Allan. Dios en su infinita misericordia que sabe transformarlo todo en bendición sabrá tejer maravillas con los hilos de este dolor y esta ausencia. En manos de todos los interesados está seguir adelante con el ejemplo y las enseñanzas de alguien que supo entregarlo todo en favor de las personas sordas. No se puede perder ese esfuerzo.¡¡¡Adelante con la bendición del Señor!!!! Y a la familia, inevitable dolor pero consuelo y gozo por haber tenido a su lado a una persona tan llena de la ternura que el mundo necesita para construir un mañana mejor.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Marcelo dijo...

Anónimo: Que fácil es intentar manchar la memoria de alguien desde el anonimato!
Desconozco si los hechos que se le imputaban a Allan son falsos o reales, sé que se estaba realizando un proceso para apelar la sentencia por lo que en un segundo proceso no sabemos cuales hubieran podido ser los resultados.

Sin embargo, no se puede desechar la labor que Allan realizó para la comunidad sorda de Costa Rica y a nivel mundial.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Marcelo dijo...

Anónimo, si desea publicar sus comentarios desprestigiando a alguien, por favor también dé la cara, de lo contrario sus comentarios seguirán siendo eliminados.

Igualmente cualquier mensaje que se considere ofensivo, será sometido a moderación.

Anónimo dijo...

EN HONOR A LA VERDAD SOBRE ALLÁN FERNÁNDEZ

En Honor a la verdad sobre Allán Fernández, era un pederasta y pedófilo, un enfermo sexual, pero sus maldades lo alcanzarían a su debido tiempo, puesto que Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala. Y fue así cuando el jueves 27 de noviembre del 2008 seria condenado por el Tribunal Penal del Segundo Circuito Judicial a descontar 4 años de prisión. Los hechos acontecieron de la siguiente manera:

“Los hechos denunciados se dieron en mayo y abril de 2005 cuando el profesor le dio al joven una nalgada y le pidió al que lo acariciara, se masturbara e hiciera sexo oral. Sin embargo por los problemas de comunicación el menor no lo denunció, sino que reaccionó con un cambio drástico en su temperamento, se hizo agresivo y violento, lo que alertó a la madre y al padre.
Los argumentos de los juzgadores penales:
En su razonamiento los jueces Esteban Pérez, Hugo Porter y Nuria Villalobos explicaron a los asistentes que le daban toda credibilidad al ofendido, quien contó todos los detalles del hecho denunciado. No les quedaba ninguna duda de que el hecho se dio y esto causó cambios drásticos en su personalidad.
Además, el psicólogo que fue recibido como testigo corroboró que el hecho histórico se dio en realidad. Incluso que el tipo de tocamientos que el profesor le dio al niño fueron libidinosos por la zona en que escogió para darlos. Sostuvieron que la zona (las nalgas) es privada. “No fue una nalgada represiva, sino sexual”, sostuvo el juez presidente Hugo Porter.”
Por otro lado, se amparó de que en éste país no existe pena de muerte por tales hechos tan degradantes y humillantes eran dignos esa pena. Y en cuanto a lo que supuestamente hizo por los sordos, lo echó todo por la basura el día que fue descubierto, a saber de cuantos niños más había abusado sin ser descubierto supuestamente este canalla, éste monstruo.
Bibliografía: http://www.diarioextra.com/2008/noviembre/28/sucesos02.php
Así es que ahí tienen la verdad y incuestionable e irrefutable de quien fue en realidad éste monstruo.

POSDATA: El mundo ganó un pederasta y pedófilo menos, amén de una canalla, amén de que ya fue juzgado por el Dios Todopoderoso, “De la manera que está establecida a los hombres que mueran una sola vez y después de esto el juicio.” Epístola a los Hebreos capitulo 9: 27

Jordi Sotomayor Mora, el padre del niño vilmente humillado y degradado por éste mostruo.

Anónimo dijo...

No es pertinente señalar mi direccion de correo electronica, toda vez que lo respaldo con mi nombre y mi número de cédula correspondiente, amén de que tengo las pruebas de los que se enunca en el comentario supra. y cualquier padre responsable hubiera hecho lo mismo que el suscrito, es decir llevar a este mostruo a los Tribunales de Justicia, donde fue encontrado culpable, a la administradora del Bloq le digo deje de convertir a Allán Fernández en un "hombre bueno e inocente" y reconzca la verdad categórica e incuestionable, amén de que estoy dipuesto a soster lo antes expuesto, eventualmente ante los Tribunales de Justicia de Costa Rica en Honor a la Verdad. Jordi Sotomayor Mora, portador del número de cédula indentidad 1- 643- 789

Anónimo dijo...

Qué extraña es la vida, falleció el pederasta y pedófilo y empezaron los comentarios positivos hacia éste canalla (…), empero cuando un padre responsable pone las cosas en su lugar y las llama por su nombre todo el mundo calla (…) en medio de tanta injusticia hacia mi hijo. Pues bien, yo puse a Allan Fernández Quesada en su lugar (…), las generaciones futuras sabrán que todo delito (…) abominable ante los ojos de Dios tarde o temprano será revelado a luz y que nadie (…) está por encima de la ley. Espero que no sean tan parcialistas y que comenten sobre las humillaciones que este canalla (…) le hizo a mi hijo y las que supuestamente realizó y quedaron impunes. Jordi Sotomayor Mora, portador del número de cédula identidad 1- 643- 789

Marcelo dijo...

Hola Don Yordi
Disculpe la falta de respuestas, pero decidí darme unas vacaciones del blog.

No soy quien para juzgar a Allan, ni a ninguna otra persona. Lo que sé de él, fue lo que él me dejo conocer. Y para mi es una persona de gran relevancia para la comunidad sorda.

Si él en verdad se comportó de una manera tan deplorable con su hijo, ya se encuentra en el lugar en el que puede ser juzgado con verdadera justicia.

En todo caso ni usted ni su familia van a ganar nada con estos comentarios. Mejor intente estar en paz perdonándolo y orando por su arrepentimiento.

Anónimo dijo...

Marcelo, usted no tiene que juzgar a Allán Fernández porque usted no es juez, ya este pervertido (…) ya fue juzgado por un Tribunal Penal costarricense, y usted habla de esa forma tan impropia e injusta porque no fue a usted al que le ultrajaron el hijo, ya vería yo si a usted le hicieran algo análogo a su hijo (si es que usted es padre) para observar cual seria su reacción como ser humano y como ciudadano costarricense. Jordi Sotomayor Mora, portador del número de cédula identidad 1- 643- 789