lunes, 28 de enero de 2008

Mitos y Hechos sobre las personas sordas

Manos realizan señas
“No hay tinieblas sino en la ignorancia”
W. Shakespeare


Démonos la oportunidad de tener nuevas experiencias, conocer a nuevas personas sin temerles; especialmente si nos referimos a personas que por ignorancia han sido excluidas y miradas como si fueran distintas...
La cultura sorda tiene mucho que ofrecernos, por qué temerles; eliminemos los prejuicios basados en mitos que durante mucho tiempo han limitado la relación entre personas sordas y oyentes.
Si creemos que será imposible lograr comunicación con una persona sorda si somos oyentes, nos colocamos en la posición de seres irracionales; el Lenguaje de Señas (LESCO, para Costa Rica) es otro idioma como el Español. Podría ser complejo pero no imposible tomando en cuenta que la utilización de gestos y algunos movimientos facilitan la comprensión; en palabras de Patricia Ovalle (FENASCOL, Federación Nacional de Sordos de Colombia): “hay sordos de sordos, pero es importante perder el miedo al comunicarse, no entrar con precaución, sino relajarse para que esto lo haga más fácil”
A continuación algunos mitos que podemos ahorrarnos (para no viajar en nuestra vida con maletas llenas de prejuicios y dudas)…

MITOS Y HECHOS SOBRE LAS PERSONAS SORDAS

1. LOS SORDOS NO PUEDEN HABLAR.
Muchos sordos pueden hablar. Algunos emplean palabras o incluso frases largas; otros emplean el lenguaje oral perfectamente para comunicarse con los oyentes; sin embargo, hay otros que no pueden utilizar el lenguaje oral o prefieren comunicarse por escrito o mediante lenguaje de signos (Comunicación visual y gestual).

2. LOS SORDOS OYEN Y ENTIENDEN SI SE LES HABLA ELEVANDO MÁS EL TONO DE VOZ.
Elevar más el tono de voz no suele ayudar a los sordos a comprender lo que se le dice.

3. LOS SORDOS NO PUEDEN CONDUCIR.
Los sordos pueden conducir. Muchos de ellos tienen automóvil.

4. LOS SORDOS TAMBIÉN SON MUDOS.
Hace tiempo a las personas sordas que no hablan se les hablaban se les llamaba “sordomudos”. Los sordos prefieren que se les llame “sordos”.

5. LOS SORDOS NO HACEN RUIDO.
Los sordos hacen tanto ruido como los oyentes. Incluso algunos, a veces, son ruidosos, pues no pueden escucharse.

6. LOS SORDOS NO PUEDEN DISFRUTAR DE LA MÚSICA.
Algunos sordos tienen reproductores de música y disfrutan de ella.

7. LOS SORDOS OYEN TODO CON AYUDA DE UNA PRÓTESIS.
Los “auxiliares auditivos” NO funcionan como los anteojos, eliminando el problema auditivo. Con la ayuda de una prótesis, algunos sordos oyen muchos sonidos; otros entienden el lenguaje oral pero no escuchan como los oyentes. “En algunas situaciones pueden ser útiles y en otras, no, en particular en los entornos ruidosos. Además algunas personas no los pueden utilizar de manera efectiva” (Shea y Bauer, 2000).

8. TODOS LOS SORDOS SABEN LEER EN LOS LABIOS.
No todos los sordos son buenos labiolectores. “El desarrollo de la lectura labiofacial requiere que los aprendices sigan todas las pautas relacionadas con el mensaje, las del entorno y las que dictan los movimientos que hace al hablar la otra persona. No solo varía la apariencia de muchos sonidos al ser pronunciados, sino que también los movimientos cambian de sujeto a sujeto, lo que hace que la lectura labiofacial sea una habilidad compleja” (Shea y Bauer, 2000).

9. LOS SORDOS LEEN BRAILLE.
El Braille es para los ciegos. Los sordos leen la letra impresa, igual que los oyentes.

10. LOS SORDOS SON DISTINTOS DE LOS OYENTES.
Los sordos no se diferencian de los oyentes: comen, duermen, trabajan, juegan, aprenden en la misma forma y poseen las mismas cualidades. Únicamente utilizan un lenguaje distinto, para Costa Rica, el LESCO.

11. LOS SORDOS TIENEN QUE USAR LAS MANOS PARA COMUNICARSE.
Muchos sordos prefieren emplear las manos para comunicarse con lenguaje de signos porque entienden mejor los gestos, del mismo modo que los oyentes se sienten más cómodos con el lenguaje oral.

12. LOS SORDOS NO VEN LA TELEVISIÓN PORQUE, AL NO OÍRLA, NO LA ENTIENDEN.
Los sordos ven la televisión, películas subtituladas y muchos programas en los que no es fundamental la audición para comprender y disfrutan de su visión.


Bibliografía:
Información brindada por el Lic. Jorge Alberto Cortes Rojas
Shea, Thomas M; Bauer, Anne Marie (2000). Educación Especial. Un enfoque ecológico (segunda edición). México, D.F.: McGraw-Hill.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustaria agregar que hay personas sordomudas: ya que son aquellas que no tienen voz, o sea que no emiten ningun sonido, y los SORDOS si tienen voz, quizas pueden decir una que otra palabra pero si no comprenden el Espan/ol y no lo hablan, no se puede decir que un sordo habla, para ser mas claro, un sordo que dice pocas palabras no habla solo pronuncia, hablar es poder mantener una conversacion exactamente.

Anónimo dijo...

Esta es una creencia muy arraigada en la sociedad. La mudez se caracteriza por la incapacidad de emitir sonidos (debido a problemas en órganos destinados o implicados en la fonación). Que un sordo no haya aprendido la lengua oral no significa que sea mudo. Un sordo tiene la capacidad de hablar. Y en el caso de que no hable, cualquier sordo es capaz de emitir sonidos aunque sean guturales.